seguidores

MIMI HARAPOSITA.

Bienvenidos a mi taller, hogar de duendes, hadas y muñecas de trapo creadas para soñar.


sábado, 14 de agosto de 2010

Sally Y Esther, dos espantapájaros diferentes.

Lo primero que llama la atención de estos dos espantapájaros es que son chicas, es decir, "espantapájaras": Sally y Esther.
Suena raro, ¿no?
Lo segundo es que ninguna tiene el don de "espantar pájaros"...
más bien todo lo contrario.
Sally nació en "Villa Rústica" en Octubre del 2008.
Javi y yo siempre le hemos inculcado el amor hacia los animales.
Y claro, en vez de "espantar pájaros", a ella lo que le gusta es criarlos y cuidarlos.
Enseñó a comer y a volar a varios pajaritos que se quedaron huérfanos cerca de casa.

Sally es mayor que Esther, de hecho, Esther nació hoy en casa. Y desde que Sally la vió lo primero que hizo fue llevarla a ver sus pajaritos: le contó mil historias, le enseñó las casitas de pájaros que construyeron ella y Javi...en fin... Así que no es de extrañar que Esther decidiera irse a la universidad a estudiar ornitología.

Aquí están las dos rodeadas de sus pajaritos.
Les cuento cómo nació Esther.
Llevamos unos días de calor insoportables en Tenerife y me ha costado mucho sentarme a coser.
¡Creo que en casa llegamos a 40 grados!
Así que no me quedó más remedio que coser de noche porque hacía más fresquito.
De ahí que las fotos estén algo oscuras.

Le hice su ropita...

...acompañada de Sally todo el tiempo, que me daba ánimos y me traía agua para que no me deshidratara...

Valió la pena pasar tanto calor cuando las vi sonreír a las dos juntas..
¡qué guapas son!
Caritas bordadas y pintadas a mano sobre la impresión de la tela.
...y el pelo, esas trenzas de refia para darle un aire más natural...

Aquí, a las doce y media de la madrugada,
decidimos irnos a dormir hasta por la mañana temprano.
Y por la mañana acabé de vestirla, jugamos juntas las tres, vimos los pajaritos... y tocó sesión de fotos para el recuerdo antes de llevarla hasta su nuevo hogar en Las Mercedes, donde estará cerca de la universidad para poder estudiar ornitología.
Espero que su nueva "tutora", que se llama como ella, la cuide mucho y comparta su amor por los animales.
Gracias a Carmen, por seguir encargándome niñas para regalar a sus sobrinas Esther y Laura y a ellas por apreciar mi trabajo.
Besos a las tres,
Mimi.

5 comentarios:

EL RINCON DE CHELO dijo...

Como me gustan!!! son preciosos!!!!BESOS

Chelo

Náyade García dijo...

Guapisimas, un día de estos Sally tiene que venir a ver a sus primas en Güímar y enseñarles sus pajaritos.

duendes dijo...

Me encantó cada detalhe.muito magnífico

Conchi dijo...

Hola Mimi,cada historia que haces supera la anterior,esta es muy bonita y tus trabajos son genial como te lo he dicho en ocasiones anteriores.
Todos los detalles que le has puesto sus pajaritos,su casita y la compañia antes de marchar.
Felicidades por esas manos y felicidades a quien recibe estas muñecas tan bonitas.
Pues nada lo dicho que les vaya bien en su nuevo hogar y que aprueben todo jajaja besitos.

Lonci dijo...

Me gustan mucho, adorables:)
un abrazo