seguidores

MIMI HARAPOSITA.

Bienvenidos a mi taller, hogar de duendes, hadas y muñecas de trapo creadas para soñar.


viernes, 28 de diciembre de 2012

6ª Entrada: Restaurando una muñeca para una Mamá Especial.


 Esta muñeca llegó a mis manos cansada de un largo viaje y con muchos años a cuestas, entre 50 o 60 años...
Tantos que el tiempo dejó huellas imborrables en su cuerpecito, y aunque el sol decoloró su piel el calorcito de los días que pasó en Villa Rústica le dieron un rubor a su carita que parecía devolverla a la vida...
Cada vez me cuesta más hacer cosas como éstas...tengo miedo de cometer un fallo irreparable en una muñeca que no tiene igual...ya que no hay otra como ella...Marjorie me la confió, pero que miedo me daba, si la estropeaba su madre no la recuperaría, como ella imaginaba...
Lo primero que necesitaba era un buen baño, pero ¿hasta que punto puedo mojarla?
¿y el pelo?
con una esponja fui limpiando poco a poco todo su cuerpo hasta de no pude borrarle más las marcas del tiempo. Pero el pelo me daba miedo, y si pierde el rizo, y si no queda igual...tras pedir opinión a Marjorie le di un buen baño...el secador a punto y los rizos volvieron a su sitio...
 
  
Pero las pestañas desaparecieron con el agua
...casi me da algo, en serio...
¡¡¡¡socorro!!!!
 Sin embargo creo que una fuerza se apodera de mí y tira de mí buscando solución, ya que me cuesta mucho ver una muñeca triste y desarreglada...y no soporto la idea de la desilusión de un niño/a...si yo puedo hacer algo para mejorarla lo intento con todas mis fuerzas...
así que mientras le hacía el vestuario que habíamos concretado, tipo "casita de la pradera", le daba vueltas al problema de las pestañas...


La ropita le dió tanta vida que cuanto más la vestía más me animaba a restaurarle la carita...
 
 De lado, de frente, sentadita, por detrás...
¡incluso le hice sus zapatitos a juego!


Y al final con mucha paciencia y pulso logré sacarle partido a esos ojazos azules con una mirada de muñeca antigua que vuelve a casa el 25 de diciembre para que una niña grande vuelva a sentir la mágia de la navidad de manos de su hija...
¿de eso se trata, no?
De crear ilusión, de devolver ilusión a los que nos la enseñaron e inculcaron de pequeños...
Sé que esa niña grande lloró y yo, aunque no estuve físicamente presente, me alegro de haber formado parte de un regalo tan bonito.
 Un beso para las tres, muñeca incluida...
Mimi.

8 comentarios:

M. Santos dijo...

Madre mía esto que cuentas parece un cuento maravilloso, no puedo ni imaginarme la sorpresa al verla tan arreglada y maravillosa,¿ Y pensar que un día se te ocurrió dejar esto? Ni hablar, chica, tienes unas manos maravillosas.
Mis felicitaciones y un Feliz Año Nuevo lleno de ilusiones y de maravillas como las que nos acabas de dejar.
Un beso

Francis dijo...

Te ha quedao una restauración excelente!!!el vestido precioso,y la cara muy dulce,te has lucido,se nota las ganas que le pones en tus trabajos.
Menuda sorpresota, para la destinataria.
Bss

PILUINU dijo...

¡Menudo trabajo! Mis felicitaciones, te has superado.
Un abrazo.

triniki dijo...

ME ENCANTAN TUS TRABAJOS!!!
ME ALEGRO DE QUE SIGAS, UN SALUDO, ESPERO TENER EL GUSTO DE QUE VISITES MI BLOG ALGUNA VEZ...

artesana dijo...

MUCHAS FELICIDADES. HA QUEDADO PRECIOSA.BESOS

Náyade García dijo...

Te quedo preciosa Mimi, todo lo que tocas se convierte en una obra de arte. Un abrazo.

Rosi dijo...

mdre mia te ha quedado divina, menuda restauracion, la cara preciosa, no cabe duda que eres una artista te deso feliz año y que venga cargado de paz y trabajo para todos
un beso

Marjorie dijo...

Gracias!!!! Ya sabes que todo lo que pasa por tus manos se convierte en algo maravilloso. Besos