seguidores

MIMI HARAPOSITA.

Bienvenidos a mi taller, hogar de duendes, hadas y muñecas de trapo creadas para soñar.


martes, 1 de enero de 2013

Bebés para Blanca (restaurados por Mimi Haraposita)

Hace mucho, mucho tiempo...demasiado porque no me acuerdo, Blanca me pidió que arreglara un poco a estos bebés antiguos...no soy restauradora, pero ya han sido varios los muñecos y muñecas que han caído en mis manos para devolverles un poco de alegría y vida...
Esta vez ha sido más difícil porque los bebés eran muy antiguos y no estaban en muy buenas condiciones, sobre todo el de la derecha en la foto, el pequeñito, al que me daba miedo hasta tocarlo porque parecía que se iba a deshacer en pedazos de cartón...

 Pero me senté y los miré a los dos y me dije: "mira esas caritas...no pueden estar tan tristes y sucias.."
y el resto es un trabajo de horas, nervios, inventos a ver si funcionan y no meto la pata y los estropeo más, más nervios....
¡¡¡¡ahhhhh!!!!

 He de decir que mi madre es la autora de las ropitas. Mientras estaba en cama sin poder hacer esfuerzos tras su operación fue tejiendo a medida la ropita de los bebés...así que el valor de estas prendas es incalculable para mí
...ella tejía, yo restauraba...
gracias Mamá
En la foto se ve las ropas que tenían y las nuevas tejidas.

 Hay cosas que no pude arreglarles porque como ya he dicho no soy restauradora, hay cosas que no sé hacer y otras que no me atrevo a hacer por no estropear el valor antiguo de los muñecos... pero creo que el cambio es notable...
 Este bebé fue más fácil de mejorar, con un buen lavado de cara, unas pestañas nuevas de pelo natural y la ropita ya está listo para volver a casa para ver la cabalgata de los reyes magos...

 Pero mi pequeñín me dió muchos quebraderos de cabeza, ya que al estar hecho de cartón no se podía mojar, además le faltaban deditos de las manos, pobrecito...¿qué podía hacer por él?
Las grietas de la cabeza me sobrepasaban...no sabía que hacer...así que no toqué sino la carita, me armé de valor herramientas en mano y 
¡ta-chán!
la carita quedó muchiiiiísimo mejor del estado en el que estaba

Así dan ganas de comérselo, jiiji...
 Con su gorrito y sus guantes tapan cosas que el tiempo se llevó, no me quedó más remedio, 
pero le quedan bonitas, ¿no?

 Sólo espero que su dueño al verlos note la diferencia y valore nuestro trabajo...
aunque me hubiese gustado hacer más, a veces valorar lo antiguo tal cual está, también es bonito...
y estos bebés siguen siendo antiguos aunque tengan ropitas nuevas hechas a mano.
Un beso y espero que hayan tenido un feliz comienzo de año.
Hasta la próxima...
Mimi
 

7 comentarios:

La Pequeña Sío dijo...

Mimi, dices que no eres restauradora, pero para mi lo eres, has hecho un trabajo increible, están preciosas y con esas ropitas se ven maravillas.
admiro muchisimo tus trabajos y siempre intento aprender de tí.
Un besito enorme y sigue publicando, me da mucha alegría cuando veo que has publicado una nueva entrada.
Sío

maritza dijo...

Mimi, qué trabajo tan espectacular has hecho con estos bebés...y la ropita que les hizo tu madre les quedó preciosa.
Restaurar sin perder el encanto de lo antiguo es muy complicado y tu lograste hacerlo muy bien, felicidades guapa!!!
Te deseo un 2013 lleno de lindas sorpresas para ti y tu familia, espero que tu mami esté recuperada de la operación. Un besote cielo

Rosi dijo...

desde luego eres un pedazo de artista, menudo cambio, felicidades eres fantastica con los muñecos
feliz año

AECC Güímar dijo...

Eres toda una artista, te quedaron preciosos, estoy segura que Blanca se quedara loquita cuando los vea y el dueño mucho más. Un abrazo.

mcddiss dijo...

creo que has hecho un buen trabajo, seguro que sus dueños estaran encantados con los resultados , feliz año nuevo

besitos

Mari

Marisa dijo...

Que lindos estan ,seguro que a su dueña le an encantado.PAZ Y AMOR

MANUALIDADES ARTISTICAS DE AMPARO dijo...

Hola Mimi una buena restauración y felicita a tu madre por la ropa y desearos un feliz 2013, que todos tus proyectos se realicen y que los reyes te colmen de regalos y si no has escrito la carta que recojas muchos caramelos en la cabalgata. UN FUERTE ABRAZO.